Los calcetines de Justin Trudeau y la nueva política

GTRES

En política todo vale, también los calcetines: Justin Trudeau y su peculiar forma de conectar con los ciudadanos

El primer ministro canadiense Justin Trudeau ha acaparado las portadas de la prensa española por los calcetines que llevó a la reunión con Pedro Sánchez. Sin embargo, es algo habitual en él, y atiende al intento de despertar la simpatía de los ciudadanos con un estilo atrevido.

Por Guillermo Galindo  |  25 Septiembre 2018

Pedro Sánchez está de gira por Norteamérica durante esta semana con el objetivo de presentarse al otro lado del Atlántico como uno de los referentes de la socialdemocracia actual, en crisis desde hace años. Para ello, su plan de ruta consiste en una reunión con el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, una intervención en la ONU y la visita a California.

El primero de estos planes ya ha tenido lugar, y más allá del recurrente tema de Cataluña (comparado por el propio Sánchez con lo que sucedió en Canadá con Quebec en 1995), de la reunión el presidente español puede sacar una valiosa lección. Y no tiene que ver con política. O sí. Nos referimos a los calcetines de Justin Trudeau.

Justin Trudeau, el hombre de los calcetines

El primer ministro canadiense acudió al encuentro con unos hipnóticos calcetines azul celeste con lunares azul marino que centraron todas las miradas de periodistas y ciudadanos, como puede comprobarse fácilmente en Twitter. A pesar de que esta elección le ha popularizado en España, lo cierto es que Trudeau es propenso a destacar en los actos por sus peculiares diseños de calcetines, la mayoría mucho más arriesgados que los que mostró ante Pedro Sánchez.

Por ejemplo, en septiembre del año pasado acudió al Bloomberg Global Business Forum de Nueva York con Chewbacca en sus pies, combinándolo de manera impecable con los zapatos y el traje clásico de aquel día, todo sea dicho. Meses antes, el canadiense había dejado claro su fervor por el universo Star Wars con un par protagonizado por R2D2 y C3PO. Así, sin complejos, recibió al por entonces primer ministro irlandés Edda Kenny, casualmente el Día Internacional de Star Wars.

En su última reunión, esta vez con el príncipe Alberto de Mónaco, Trudeau ha vuelto a sacar del armario unos calcetines coloridos.
En su última reunión, esta vez con el príncipe Alberto de Mónaco, Trudeau ha vuelto a sacar del armario unos calcetines coloridos. GTRES

Porque Trudeau es un tipo preocupado por las fechas. No hay más que ver los calcetines con la hoja de arce canadiense que lució en el 149º aniversario de la independencia de su país, o los que llevó al Orgullo LGTBIQ+ de 2017. En ese caso, como ya estaba en la manifestación, decidió que sus calcetines se centraran en la otra fecha simbólica que se estaba celebrando ese mismo día, el final del Ramadán. "Eid mubarak" (algo así como "Feliz fiesta del fin del ayuno") podía leerse tanto en el alfabeto latino como en el árabe, una felicitación que no pasó desapercibida. Los calcetines le permitieron estar pendiente de dos comunidades a la vez, una herramienta muy útil y totalmente innovadora.

'Stranger Things' y Pull&Bear presentan la colección de invierno de la serie
Pull&Bear presenta la línea de ropa de invierno basada en 'Stranger Things', una de las series más populares de los últimos tiempos.
¿Que hay encuentros con dirigentes internacionales? Calcetines de colores, de cuadros o lunares (siempre que no coincida con una fecha especial). ¿Que hay un evento importante? Es hora de arriesgar, como con su modelo de patitos al más puro estilo Barney Stinson con el que se dejó ver por el Foro Económico Mundial en Davos. El primer ministro está preparado para cada ocasión.

En política, nada es casualidad

¿Debemos creer que esta apuesta por un look diferente en los calcetines es cuestión de estética y orgullo friki? Rotundamente no. No queremos decir con esto que Trudeau no sea fan de Star Wars, o que no le gusten las extravagancias, sino que su atuendo forma parte de una clara estrategia política para tener en el bolsillo a sus potenciales votantes.

Justin Trudeau es uno de esos políticos que tienen la virtud de caer simpático, algo extremadamente difícil en su profesión. En una sociedad en la que la imagen lo es todo, el 23º primer ministro de Canadá se ha gestado un perfil muy diferente al resto. Los ciudadanos están cansados de representantes que no les representan y buscan a alguien más cercano, con el que puedan compartir intereses y gustos.

Conocido por sus calcetines, cada vez más políticos le imitan en sus encuentros.
Conocido por sus calcetines, cada vez más políticos le imitan en sus encuentros. GTRES

Ahí ha sabido situarse el líder del Partido Liberal, que ganó por mayoría absoluta en 2015 y que mantiene su prestigio prácticamente intacto tres años después. Y eso que durante este tiempo ha incumplido delicadas promesas como un mayor apoyo a los indígenas de la región y a los veteranos de guerra, ambos en una situación difícil; y ha mantenido otras polémicas, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN).

Sin embargo, el aroma de juventud que desprende comparado con otros líderes mundiales, su apoyo a las causas sociales y una personalidad tan diferente a la de su vecino Donald Trump le convierten en un soplo de aire fresco entre tanto encorsetamiento y en un hombre bien valorado en el exterior. La nueva política también es llevar calcetines originales con tal de conectar con una población cada vez más reacia a la política y, sobre todo, a los políticos.

Sánchez, apunta: estos son los calcetines que debes comprar

Quizás es el momento idóneo para que Pedro Sánchez tome nota, ahora que parece asentado en el poder a pesar de haber perdido en el camino a varios ministros, y no abandone la naturalidad por el hecho de gobernar el país. Es probable que la solución no pase por copiar a su homólogo canadiense, pero si a su departamento de marketing no se le ocurre nada mejor, en MENzig le dejamos varios calcetines con los que podría aumentar todavía más su popularidad en el Congreso.

Calcetines de rombos

Los calcetines de rombos siempre son una buena combinación.
Los calcetines de rombos siempre son una buena combinación. Q4

Problemas de ser una persona alta
El mundo está desarrollado para una persona de altura media. Medir más de lo normal no es una suerte, es una desgracia.
Comprar por 11 euros

Calcetines de lunares

Los calcetines ideales para devolvérsela a Trudeau en la próxima reunión.
Los calcetines ideales para devolvérsela a Trudeau en la próxima reunión. Vitsocks

Comprar por 10,95 euros

Calcetines originales para una moción de censura

Las mejores caras para afrontar un largo día de Congreso.
Las mejores caras para afrontar un largo día de Congreso. United Oddsocks

Comprar por 15,38 euros

Calcetines de pizza

Solo de verlo nos entra hambre. Si quieres evitar esta sensación, existe la versión pizza hawaiana.
Solo de verlo nos entra hambre. Si quieres evitar esta sensación, existe la versión pizza hawaiana. Pizza Socks Box

Comprar por 24,99 euros

Calcetines para tomarle el pelo a Pablo Casado

¿Quién no votaría a un presidente con estos calcetines?
¿Quién no votaría a un presidente con estos calcetines? Gusspower

Comprar por 0,65 euros

Calcetines de líderes políticos

¿Será Pedro el siguiente en aparecer?
¿Será Pedro el siguiente en aparecer? Pluto & Fox

Comprar por 14,99 euros

Calcetines 'Bazinga!'

Unos calcetines perfectos para demostrar al mundo tu vena friki.
Unos calcetines perfectos para demostrar al mundo tu vena friki. The Big Bang Theory

Comprar por 5,99 euros

Calcetines rastafari

Si alguna vez le da por legalizar la marihuana como Trudeau ya tiene calcetines que ponerse.
Si alguna vez le da por legalizar la marihuana como Trudeau ya tiene calcetines que ponerse. Itzu

Comprar por 4,35 euros

Calcetines Frida Kahlo

Dan un poco de miedo, pero son idóneos para exhibir tu lado feminista.
Dan un poco de miedo, pero son idóneos para exhibir tu lado feminista. Liliki

Comprar por 23 euros

Calcetines con obras de arte

Es imposible no ganarte al Senado con 'La noche estrellada' de Van Gogh en tus pies. Siempre que sepan qué cuadro es, claro.
Es imposible no ganarte al Senado con 'La noche estrellada' de Van Gogh en tus pies. Siempre que sepan qué cuadro es, claro. Doutree

Comprar por 7,99 euros

Lo más leído