Consejos para cuidar tus tatuajes Consejos para cuidar tus tatuajes

Unsplash

¿Estás cuidando bien tu tatuaje?

El tatuaje no es solo ir a un estudio a hacértelo. Lo de después es igual de importante. Si quieres mantener tus tatuajes en buen estado durante mucho tiempo, estos consejos te ayudarán.

Por Susana Navas  |  05 Octubre 2021

No hace falta ni hablar de lo asentados que están los tatuajes en nuestra población. Todos tenemos uno, todos quieren hacerse uno, todos tienen una zona preferida, todos tienen un estilo propio... Pero lo que no todos hacen es mantener el interés, y por ende el cuidado, del tatuaje una vez te lo has hecho. Y es un error.

Para explicarlo mejor, vayamos al extremo. Hacerse un tatuaje es como tener un bebé. El idearlo está muy bien, el proceso es doloroso, y luego viene lo más importante, el cuidarlo. Pues, de igual manera, tras 'parir' a nuestro tatuaje no podemos esperar que este llegue a buen puerto en un futuro si no lo tratamos como es debido, especialmente en las primeras semanas.

Sigue estos pasos que te mostramos a continuación para mantener y conseguir cicatrizar adecuadamente tus tatuajes.

Cómo cuidar tu tatuaje las primeras semanas

1 El plástico no es indispensable

El plástico protector suele acompañar a tu nuevo tatuaje en los primeros momentos. Protege tu piel en las horas iniciales, cuando está más irritada y tu tatuaje más sensible y soltando tinta (porque sí, es normal que el plástico se llene de tinta, no pasa nada). Puedes usar plásticos protectores durante los primeros días, pero cada vez es más habitual que los tatuadores ni siquiera te los pongan. Tranquilo, realmente tu tatuaje no se verá resentido con el cambio de tendencia.

2 Mantén la piel del tatuaje limpia

Es el paso más esencial a la hora de hacerte un tatuaje, al prevenir riesgos como infecciones en la piel. No requiere ninguna técnica especial ni ningún ingrediente mágico, con agua y jabón para pieles sensibles es más que suficiente. Para secarlo, mejor realiza toques suaves y sin frotar, para no irritar la zona.

3 Hidrátala como es debido

Antes de aplicar la crema hidratante, asegúrate de que tu piel esté completamente seca. Es habitual que el tatuador proporcione al cliente la pomada, pero si no, la más común suele ser Bepanthol.

El tratamiento con la pomada suele ser de entre siete y diez días. No es necesario estar más tiempo con ella. Tampoco viene mal un humectante para humedecer y suavizar la piel. Eucerin Aquaphor es un buen reparador cutáneo que te servirá para cicatrizar lo antes posible.

Desde el primer momento, el tatuador se encargará de comenzar a hidratar la zona. Desde el primer momento, el tatuador se encargará de comenzar a hidratar la zona., imagen de sustitución
Desde el primer momento, el tatuador se encargará de comenzar a hidratar la zona. Envato Elements

Ahora bien, qué debes evitar. En primer lugar, los aceites. Muchos contienen fragancias que pueden irritar la piel, así que ten cuidado y comprueba bien lo que te echas. Otro error común es aplicar vaselina en el tatuaje. No es una simple piel seca, hay que seguir los mismos pasos que con una herida.

4 Evita la exposición al sol

Los tatuajes, mejor en otoño. Una vez te lo hagas, debes estar entre tres y cuatro semanas sin exponer la zona a los rayos del sol. Cuando no te quede otra, cúbrelo de crema solar de alta protección. De no hacerlo, el tatuaje podría deteriorarse de manera precoz.

El sol y el agua, enemigos del tatuaje en sus primeras semanas El sol y el agua, enemigos del tatuaje en sus primeras semanas, imagen de sustitución
El sol y el agua, enemigos del tatuaje en sus primeras semanas Unsplash

5 No quites las costras

Para aquellos que tengan la manía de arrancarse las costras de todas las heridas de la piel, más os vale no hacerlo en esta ocasión. El tatuaje forma una costra y un picor bastante molesto. Aun así, es obligatorio no rascarse o quitarse la costra. Si se rasca el tatuaje cuando no ha cicatrizado todavía, puede cambiar la apariencia del tatuaje o dejar cicatrices. Si no puedes aguantarte, un buen remedio es recurrir a la crema hidratante o humectante que se esté aplicando.

6 Nada de mojar el tatuaje en exceso

No solo hablamos de dejar la natación, el mar o el río durante unas semanas. Es que también debes cuidado al bañarte. El tatuaje es como un gremlin, y conviene que no roce demasiado el agua los primeros días.

¿Cómo evitar que el tatuaje pierda color con el paso del tiempo?

En líneas generales, es complicado conseguir que perdure el mismo brillo que el tatuaje tenía el día que te lo hiciste. Pero se pueden hacer o evitar cosas que lo deterioren y retrasen la decoloración lo máximo posible.

En primer lugar, aconsejamos seguir algunos de los cuidados que arriba de manera prolongada, como una correcta hidratación o el intento de no exponerlo demasiado al sol. En lo que respecta a esto último, el sol es uno de los factores que hacen que nuestro tatuaje pierda color en cualquier momento, así que protege tus tatuajes como es debido cuando te enfrentes a él.

Cuando nos referimos a una correcta hidratación, no significa usar Bephantol ni productos tan extremos, porque pueden desembocar en la degradación del tatuaje. Tampoco te toques con frecuencia la zona del dibujo, ni rozarlo constantemente con la ropa. Cuanto más respire, más aguantará intacto.

Por último, en lo que respecta a la depilación, la cera continuada puede desgastarlo, pero peor aún será el contacto con el láser. Si te estás haciendo este tipo de depilación, procura por todos los medios cubrir el tatuaje.

Artículos recomendados