Consejos para lucir un bronceado de forma segura Consejos para lucir un bronceado de forma segura

Envato Elements

Broncearte está bien... si lo haces con cuidado: consejos para ponerte moreno de forma segura

Te damos trucos y consejos para ponerte moreno de forma segura y tener el bronceado que querías sin arriesgar tu salud en el intento.

Por Juan Pérez  |  12 Julio 2021

Llegamos al verano blancos como un folio, y en cuanto el sol aparece, queremos que nuestra piel mude como si fuéramos un reptil. Es normal buscar el sol, al fin y al cabo es la fuente de vitamina D más potente. En lo que debemos tener cuidado es en no exponernos a él demasiado, porque sí, nos hará estar morenos, pero también provocará un envejecimiento prematuro de la piel, así como el riesgo de desarrollar melanoma o carcinoma, problemas muy serios y más comunes de lo que podríamos pensar.

Para evitar estas complicaciones, en MENzig Style te ofrecemos una serie de consejos para que puedas broncearte este verano sin asumir demasiados riesgos para tu salud, que al final es lo más importante de todo.

Evita los picos de calor

Empezamos por un clásico. Nada de tomar el sol a propósito en las horas centrales del día, entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde, o lo puedes lamentar en el futuro.

Exfolia tu piel

Más desconocido por la mayoría es el hecho de exfoliar tu piel antes de tomar el sol para lograr potenciar tu bronceado y conseguir un moreno más unificado. Utiliza alguna crema o incluso una esponja exfoliante para abrir los poros y eliminar las células muertas de la piel. Superada esa barrera, el bronceado será mucho más fácil.

No tomes el sol siempre en la misma postura

Si estás tumbado en la playa o en la piscina, no te quedes en la misma posición durante mucho tiempo, pues expondrás demasiado esa zona del cuerpo a los rayos de sol. Haz un vuelta y vuelta, como si fueras un filete.

La protección solar, contigo todos los días (también si ya has cogido color)

Otro clásico. Utiliza protector solar siempre, y no solo el primer día. Incluso si ya estás moreno, no dejes de usarla. El nivel de protección dependerá de tu piel, si tienes un tono más claro o más oscuro, pero lo fundamental es seguir aplicándote por todo el cuerpo. Ni con esas conseguirás bloquear todos los rayos solares, pero sin duda ayudará a proteger tu piel.

Ahora bien, no es tan simple como decir "échate crema" y cambiar de apartado. Has de saber un par de cosas antes. La primera, que no vale con aplicarse la crema cuando estés ya en la playa a punto de darte un baño en el mar. Para que funcione a la perfección y haga efecto, debes echártela antes de salir de casa, aproximadamente entre 20-30 minutos antes de tomar el sol. La segunda noción a tener en cuenta consiste en las zonas más vulnerables a los rayos solares. Protege especialmente los hombros y la espalda, y distribuye también una cantidad considerable de crema en la cara, piernas, brazos y cuello.

Esto queda muy bonito, pero está mal hecho. La crema, media hora antes de que te vaya a dar el sol. Esto queda muy bonito, pero está mal hecho. La crema, media hora antes de que te vaya a dar el sol., imagen de sustitución
Esto queda muy bonito, pero está mal hecho. La crema, media hora antes de que te vaya a dar el sol. Envato Elements

En la alimentación está la clave del bronceado

Como en todo, la alimentación tiene un papel fundamental también en el bronceado. Comer determinados alimentos en verano ricos en betacaroteno, un estimulador de la melanina del cuerpo, nos ayudará a prolongar todavía más la duración de nuestro moreno.

Zanahorias, pimientos rojos, mango, aguacate, calabaza, tomate, papaya, nueces... Como ves, son muchas las posibilidades. Así que ya sabes, incluye alguno de estos productos en tu dieta y no necesitarás tantas horas pegado al sol.

El mal tiempo nos puede jugar una mala pasada

No hay situación más engañosa que un día de playa o piscina nublado. En ese momento, te olvidas de la crema y te tumbas plácidamente. Total, no hay un sol deslumbrante... Pues bien, estamos ante uno de los peores errores que puedes cometer a la hora de broncearte. Las nubes pueden dejar pasar hasta el 85% de las radiaciones ultravioletas, por lo que si no seguimos las mismas pautas que en un día soleado, nos quemaremos igualmente. A mal tiempo, buena protección solar.

Artículos recomendados