Cómo depilarte las cejas según tu cara Cómo depilarte las cejas según tu cara

Envato Elements

¿Quieres depilarte las cejas? Esto es lo recomendable según la forma de tu rostro

Cuadradas, redondas, alargadas... Hay muchos tipos de caras, y en función de ellas, te sentarán bien unas cosas u otras, entre ellas el cómo depilarte las cejas. En el rostro está el secreto para saber de qué forma tienes que hacerlo: por dónde empezar, hacer arcos o afinarlas.

Por Susana Navas  |  25 Octubre 2021

Depilarse las cejas está ya más que normalizado entre los hombres. Al principio cuesta tomar la decisión, pero una vez hecho, no hay vuelta atrás. Eso sí, antes surge la gran pregunta: ¿por dónde empiezo? Es muy difícil establecer una forma exacta o unas reglas universales sobre las que apoyarnos para depilar las cejas, puesto que no es algo objetivo: cada par de cejas aporta algo distinto a un rostro. En unos puede quedar bien tenerlas más gruesas, en otros convendría perfilarlas o darles forma, y así sucesivamente.

Como sabemos que es difícil tomar una decisión, vamos a intentar poner orden entre tanto caos y daros unos consejos y recomendaciones generales sobre la depilación de cejas en función de la forma de la cara.

Rostro pequeño

Probablemente sea la opción más fácil, puesto que cuando una cara es pequeña, no puede haber elementos grandes que destaquen en ella. Las cejas, por supuesto, no son una excepción, por lo que la depilación en este caso se hará de modo que queden finas y delgadas, sin pasarse.

De esta manera, lo único que hay que hacer es rebajar los pelos de la parte de arriba y la parte de abajo de forma proporcional, para que no quede una parte más grande que la otra. Para mayor precisión, es recomendable hacer la depilación en línea, es decir, si se comienza por la parte del centro inferior, seguir por esa línea la ceja hasta terminar en la punta.

Rostro alargado

Con un rostro alargado también lo tenemos relativamente fácil. La clave pasa por llevar las cejas de forma recta y espesas, con más pelo que en el apartado anterior. Las cejas pobladas pueden suponer aquí una ventaja, así que no te las retoques demasiado si tu cara es alargada.

Las cejas gruesas darán más fuerza a tu rostro y tus ojos se verán más contrastados. Las cejas gruesas darán más fuerza a tu rostro y tus ojos se verán más contrastados., imagen de sustitución
Las cejas gruesas darán más fuerza a tu rostro y tus ojos se verán más contrastados. Envato Elements

Rostro ovalado

Puede que este tipo de rostro sea el más numeroso, puesto que está a caballo entre los dos extremos. No llega a ser un rostro cuadrado, pero tiene más forma que uno redondo con las facciones más marcadas, por lo que solemos incluir también ahí aquellos rostros que no acertamos a adivinar del todo.

Un beneficio de ser lo más común es que se considera un rostro perfecto para cualquier tipo de ceja y cualquier peinado, pues es el más regular. Una buena elección en este caso sería llevar tus cejas de una manera natural, eliminando solamente el vello sobrante. Perfilar más que depilar.

Rostro redondo

Esta forma de cara requiere facciones más estilizadas, entre ellas las cejas. Si tu rostro es redondo, la mejor opción es hacerte unas cejas arqueadas, de manera que asciendan suavemente según vayan llegando hacia afuera.

Las cejas deberían comenzar abajo, ir subiendo hacia arriba hasta llegar al punto cumbre del arco, y luego desciendan hasta el final. Cuidado con esto, porque el arco se tiene que notar, no hay que hacerlo demasiado fino.

Para conseguir unas cejas arqueadas, primero se depila el vello del principio de la ceja, para desde ahí dar la forma de arco hasta llegar a conseguir una pequeña punta. Sobre todo, es importante que se note en la parte superior de la ceja, que es la que más destaca.

Rostro cuadrado

Es habitual que una forma de la cara cuadrada se asocie a la masculinidad. Pero lo cierto es que, al tener las facciones tan marcadas, unas cejas gruesas no favorecen nada esta forma de cara. Si tienes un rostro cuadrado y quieres depilarte las cejas, hazlo dejando una forma triangular para suavizar el rostro y que sea más llamativo.

Las cejas triangulares se consiguen haciendo un arco, pero no tan marcado como el del rostro redondo, sino más pequeño y menos pronunciado. Para lograr este resultado, hay que depilar quitando el vello de la mitad final de la ceja hacia abajo, de forma que quede un punto un poco más alto pero también más suave.

Unas cejas triangulares son la mejor opción para un rostro cuadrado. Unas cejas triangulares son la mejor opción para un rostro cuadrado., imagen de sustitución
Unas cejas triangulares son la mejor opción para un rostro cuadrado. Envato Elements

Rostro con ojos más juntos

La posición de los ojos es un elemento a tener en cuenta a la hora de la depilación. Si están más juntos, el secreto para conseguir un buen resultado es poner más atención y depilar correctamente el entrecejo. Las cejas, en este sentido, no pueden ayudarte demasiado a cambiar la sensación de cercanía de tus ojos, así que céntrate en apurar tu entrecejo.

Algunos consejos extra para la depilación

Dar forma a las cejas, especialmente la primera vez, es bastante complicado. El mantenimiento será mucho más sencillo.

Hay distintos métodos para depilar: pinzas, cera, láser e hilo. Es cierto que el láser y la cera son más duraderos, así que si tienes decidida la forma y quieres que se mantenga así el mayor tiempo posible, opta por estas soluciones. Aun así, muchos prefieren hacerlo con hilo porque queda más natural. Sea cual esa, las tres opciones requerirán tu paso por una clínica especializada. Las pinzas sí son accesibles para todos desde casa, pero tus resultados no serán tan precisos como los de un esteticista.

Elijas lo que elijas, lo más importante es no depilarte las cejas muy finas. Por ello es recomendable ir rebajando poco a poco, para poder corregir y que el resultado no sea irreversible.

Artículos recomendados