Cómo elegir las gafas adecuadas en función del rostro, la piel y el cabello

Shutterstock

¿Qué gafas son las más recomendables en función de tu rostro, tu color de pelo y de piel?

Elegir gafas supone un trabajo más costoso e importante de lo que uno pueda imaginar en un principio. Como vernos bien con gafas es complicado, te dejamos una serie de consejos para elegir la montura ideal en función de la forma de la cara, el tono de piel y el color de pelo. Equivocarse ya no será una opción.

Por Guillermo Galindo  |  12 Diciembre 2018

A lo largo de nuestra vida tomamos muchas decisiones difíciles, que meditamos y meditamos por temor a equivocarnos. Pero pocas como la de elegir las gafas adecuadas. Acudir a una óptica puede absorberte tus ganas de vivir como lo haría el mejor de los dementores. Gafas y más gafas en las paredes, cada una de una forma y marca diferente, convierten la decisión en una auténtica odisea. Y lo peor es que no puedes decantarte por una a la ligera, ya que la montura que escojas será la que te acompañe en tu día a día durante una buena temporada.

Para que no te arrepientas de haber pagado unas gafas con las que no terminas de sentirte cómodo, en MENzig Style te ayudamos a encontrar las gafas ideales para tu rostro.

  • Cara redonda. ¿Te han dicho alguna vez que tienes cara de pan? Pues haz el favor de no ponerte gafas redondas si no quieres que la sensación sea peor. Lo bueno de tener este tipo de rostro es que la solución es muy sencilla: gafas cuadradas y problema resuelto. Si son con doble puente entre las lentes, esa nueva tendencia que está tan de moda últimamente, mucho mejor, ya que harán que la gente se fije en la parte superior de tu cara. El doble puente suele ir acompañado de gafas ovaladas, pero si buscas bien puedes encontrártelas con una montura cuadrada y conseguir el look perfecto.
  • Estas gafas Ray-Ban son prácticamente cuadradas y llevan doble puente, ideales para caras redondas.
    Estas gafas Ray-Ban son prácticamente cuadradas y llevan doble puente, ideales para caras redondas. Mister Spex
  • Cara cuadrada. En el extremo opuesto tenemos esos rostros rectangulares con pómulos marcados. Aquí el objetivo es, precisamente, suavizar esa fuerza de la mandíbula. Por tanto, las gafas redondeadas (y no especialmente grandes) son la mejor opción. Entre todas, nos quedamos con las de aviador.
  • Cara ovalada. Al contrario que con las formas cuadradas y redondas, los rostros ovalados pegan con la inmensa mayoría de las gafas, por lo que estamos ante la cara ideal para llevar cualquier diseño. Con las caras ovaladas, el único problema será decidir entre las múltiples opciones que hay. En lo único que debes tener cuidado es en la anchura de las gafas. Intenta que no sean demasiado anchas, de lo contrario podría parecer que tienes una cara más alargada de la cuenta. Superado este pequeño escollo, escoge la que más te guste. Es verdad que con un diseño geométrico podrías alcanzar la perfección, pero en general todo te va a quedar bien.
  • Cara alargada. Los rostros alargados son más estrechos, pero no por ello debes apostar por gafas pequeñas. Aunque tú creas que así pegan más con tu cara, precisamente lo que necesitas es algo rompedor, que marque la diferencia. Por tanto, usa gafas más grandes de las que tenías pensadas en un principio, pero sin pasarte.
  • Cara triangular. En una faz con forma de triángulo lo más destacable es su mandíbula ancha. El resto de la cara se irá estrechando conforme subes hacia arriba. Como sucede con la cara más rectangular, lo que necesitamos es compensar la fuerza de la parte inferior de nuestro rostro con gafas que acentúen la zona superior. Por tanto, te recomendamos formas redondeadas u ovaladas con media montura, o tirar de clásico y coger unas de aviador.
  • Forma de corazón (triángulo invertido). El último de los rostros más comunes destaca por su frente y pómulos anchos y su barbilla estrecha con forma de 'v'. Lo que tenemos que hacer en esta situación es justo lo contrario que con la cara triangular, amenizar la zona de arriba y acentuar la zona inferior. Una montura más ancha en esta parte estaría genial, así como unas lentes ligeramente ovaladas o cuadradas y no demasiado grandes. En cuanto al color, los tonos claros alejados de la excentricidad vienen perfectos.
Si eres hombre, las gafas cuadradas son también una buena opción en las caras con triángulo invertido para dar dureza al rostro.
Si eres hombre, las gafas cuadradas son también una buena opción en las caras con triángulo invertido para dar dureza al rostro. Shutterstock

Otros rasgos que debes tener en cuenta

Conocer tu cara te permitirá elegir la montura adecuada de una vez por todas. Y no nos referimos únicamente a la forma del rostro, sino a otros puntos fundamentales que repasamos a continuación:

Nariz

  • Con nariz ancha, gafas grandes pero con un puente fino, para evitar aumentar aún más el tamaño de nuestra nariz a ojos del resto.
  • Con nariz estrecha, usa montura de titanio, que tiene unos soportes llamados plaquetas que son mucho más cómodos.
  • Con nariz puntiaguda, el puente debe ser bajo.
  • Con nariz redondeada, el puente debe estar más arriba.
En narices grandes, un puente fino puede ayudar a esconder su tamaño.
En narices grandes, un puente fino puede ayudar a esconder su tamaño. Shutterstock

Pelo y piel

Así es Uniqlo, la marca de ropa que puso de moda Federer
Uniqlo es una marca textil con mucha repercusión últimamente gracias a Roger Federer y sus colecciones de 'One Piece', 'El Rey León' o 'Pokémon'.

Tanto el color de piel como el de pelo no influyen tanto en el tipo de montura como en el color de la misma. En ese caso, la solución es bastante más simple. Si tienes dudas, apuesta por el negro, salvo que tengas la piel oscura, momento en el que deberías ver con buenos ojos un color más cálido, principalmente el marrón, que nunca desentona.

No obstante, si estás decidido a llevar gafas de colores, recuerda:

  • Si eres moreno, lo mejor son los tonos más brillantes como el rojo o el azul.
  • Si eres rubio, busca gafas que contrasten con tu cabello, como el azul o el verde oscuro.
  • Si eres pelirrojo, con evitar los colores amarillentos será más que suficiente.
  • Si tienes canas, puedes mantener el estilo con una montura gris o atreverte con tonos intensos como el rojo.

Artículos recomendados