Grammy 2019: los hombres mejor (y peor) vestidos de los Grammy 2019

GTRES

Los más destacados en la gala de los Grammy 2019, ya sea por su estilo o por la controversia que crearon

La gala de entrega de los Premios Grammy 2019 nos ha vuelto a regalar todo tipo de momentos en su alfombra roja. Repasamos a los hombres mejor vestidos de la velada, así como a los más extravagantes y a los más perjudicados por su propio estilo.

Por Víctor Manuel Gil  |  11 Febrero 2019

Ya pasó la gala de los premios Grammy 2019, en la que Childish Gambino, Drake y Lady Gaga fueron los principales ganadores de la noche. Pero en la alfombra roja, todos los invitados aprovecharon su momento de gloria para dejarnos una buena resaca de moda que intentaremos resumir en el siguiente artículo.

Los que no se arriesgaron

Los que ya conocen cuál es la dinámica de las galas de los Grammy Awards sabrán que el estilo predominante suele ser el extravagante, el provocador, al fin y al cabo es la consecuencia de juntar en el mismo acto a cientos de artistas a cada cual más transgresor. Pero también es cierto que incluso en los Grammy hay un gran grupo de hombres fieles al traje clásico, al esmoquin o a combinaciones no tan agresivas. Este fue el caso de Shawn Mendes, quien no arriesgó nada y nos mostró una vez más el look al que nos tiene acostumbrados (y que no le queda mal, ni mucho menos); o de Drake, triunfador en la categoría de mejor tema de rap y bien sobrio a la hora de vestir en la ceremonia, aunque de él sí que no nos lo esperábamos.

Cabe destacar la presencia de la banda de K-Pop coreana BTS, la más esperada por sus incansables fans, quienes también optaron por el diseño clásico. Cerca, observaban atentos al cambio generacional los ya maduros Backstreet Boys, que compartieron con la otra boy band el gusto por el look de siempre, el que nunca falla.

Los clásicos con estilo atrevido

Se vieron muchas pajaritas a lo largo de la gala, pero hubo unos pocos que quisieron innovar sin alterar en demasía la estética clásica. Como por ejemplo, Alex Rodríguez. El que fuera uno de los mejores jugadores de béisbol de la historia se marcó un 'Home Run' con el diseño de Tom Ford para su traje, con un encaje y unas formas tradicionales alteradas con una combinación de colores genial que le permitieron ser el centro de atención de la alfombra sin cantar ni una sola canción.

El DJ ruso Zedd también merece mención aparte por su exquisito gusto al seleccionar la chaqueta de su esmoquin, un terciopelo de Emporio Armani muy propio para la ocasión. Pusha T o Mark Ronson también destacaron en el aspecto clásico y elegante, el primero con una chaqueta negra con acabados en lentejuelas de Thom Browne y el segundo con un traje de seis botones, cortesía de Celine, que combinaba perfectamente el blanco y el negro.

After sun: qué es, para qué sirve y en qué se diferencia de la crema hidratante
El after sun es uno de los productos obligatorios cuando llegan la primavera y el verano, pero, ¿conocemos todo sobre este producto?
Lo que demostró Mark Ronson, junto a Jay Rock o Ludwig Goransson, otros de los grandes triunfadores de la noche, fue que el blanco sigue estando de moda. De la misma forma que destacó en la gala de los Globos de Oro, el color blanco ha protagonizado gran parte del vestuario masculino, frente al femenino que no ha dejado ver prácticamente nada con esta tonalidad. Ricky Martin y Young Thug también actuaron ataviados con trajes de un color blanco nupcial.

Los hombres mejor vestidos de los Grammy 2019

Como todo en la vida, en los Grammy hubo también ganadores en la alfombra roja. James Blake, por ejemplo, supo compaginar elegancia, estilo clásico y atrevimiento en un mismo modelo, que destaca principalmente por el diseño de su chaqueta con adornos florales en dorado, por la ausencia de corbata y por el brillo de sus zapatos, todo ello cortesía de Haider Ackermann. Blake apareció con Jameela Jamil vistiendo un despampanante vestido rojo por la alfombra y se coronaron como la pareja más elegante de la noche.

El hombre que, por sí solo, acaparó todos los elogios fue Kane Brown. Con Versace todo es más sencillo, eso sí. Tanto el diseño de la camisa como el interior de la chaqueta nos regalaron unas vistas fantasiosas de oro y negro. Entre tanta locura, Kane Brown brillaba como una estrella en la noche.

Otros invitados como Miguel Pimentel o Jon Batiste también dieron en el clavo con sus respectivos modelos. El primero con una combinación atrevida de colores y piezas clásicas y el segundo con una chaqueta militar de Coach inspirada en el diseño de los Beatles. Ambos son buen ejemplo de cómo innovar sin hacer el rídiculo.

Los más extravagantes de la noche

Es común que el mundo de la farándula estadounidense aproveche este tipo de galas para intentar destacar mediante la provocación antes que por la elegancia. La entrega de los premios Grammy suele ser el evento perfecto para romper el molde y llamar la atención de otras formas que no sean las comúnmente aceptadas. Este hecho, sumado a la gran cantidad de cantantes y artistas lunáticos que se acumulan en la alfombra roja, aseguran una noche de locura.

Empezamos este apartado con un novel. El cantante de soul Leon Bridges fue uno de los artistas revelación al ganar el Grammy a mejor performance de R&B del año. No contento con eso, demostró que ha venido para quedarse en esto de la farándula, con un uniforme de vaquero típico de la marca Emily Bode, el cual iba serigrafiado con todo tipo de ilustraciones que representan motivos relacionados con Texas. Además, llevaba un sombrero estilo Pancho Villa que favorecerle, precisamente, no le favorecía. Pero bueno, se lo perdonamos por ser una de sus primeras veces.

'Ontas?', C. Tangana y el arte de aprovecharse de todo
C. Tangana ha sabido aprovecharse del fenómeno 'Ontas?' y sacar una canción con el mismo nombre. Este tipo está en todo.
Charlie Wilson también quiso fusionar elegancia con extravagancia y presentó un traje negro con rayas verticales doradas. No presentaba corbata pero sí dos colgantes, ambos dorados, uno de ellos era una llave y el otro una insignia que gritaba: 'C.W. The King'. De la misma forma apareció en todo momento con gafas de sol circulares marca Ray Ban. Muy en la línea del bueno de Charlie.

Stephen Harrison, Jason Aalon Butler y Aric Improta quisieron parecer hermanos y optaron por vestir el mismo modelo, con los mismos detalles. Para hacer de su presencia una performance decidieron aparecer juntos en la alfombra roja causando la lluvia de flashes.

También se debe destacar el estrambótico traje que presentó Fantastic Negrito, ganador del Grammy a mejor álbum de blues contemporáneo, un modelo que no tiene sentido en ninguna de sus facetas: color rojo llamativo, parches por doquier que evocan a otras culturas, camisa de lunares multicolor, corbata rayada azul y blanca, gafas de sol tipo retro y un colgante plateado grande y pesado.

Los que parece que se equivocaron de evento

Hasta en los Grammy se ha colado el estilo neochandalero. Jaden Smith y Young Thug parecían figurantes de un videoclip de trap. Incluso en algún momento se pudo ver al hijo de Will posando para los medios con el móvil en la mano. Young Thug tuvo la suerte de actuar después de la alfombra roja y así poder cambiar su atuendo de barrio por uno infinitamente más elegante.

Kyle Trewartha and Michael Trewartha, los productores musicales de moda no quisieron pasar desapercibidos y optaron por desfilar en zapatillas. Kyle en chándal y Michael con sudadera. No obstante, lo más lamentable de su estilo fue la especie de chubasquero gris que lucía Kyle, una cosa demencial. Ben Harper se sumó a ellos vistiendo zapatillas, sombrero a lo Pharrell Williams y una chaqueta que recuerda a un traje de luces taurino.

Pero sin duda alguna, el premio al más desubicado de la noche se lo llevó Ricky Rebel, al presentarse con un disfraz en apoyo a Donald Trump para sembrar la polémica. En los Grammy todo vale, por si no os habíais dado cuenta hasta ahora.

Artículos recomendados