Las Yeezy, un 20% más caras en la reventa desde la ruptura Kanye-adidas Las Yeezy, un 20% más caras en la reventa desde la ruptura Kanye-adidas

La ruptura Adidas-Kanye provoca una subida radical de precios en la reventa de las Yeezy

Mientras Kanye West atraviesa el peor momento de su carrera como empresario, la gente aprovecha para revender sus Yeezy y sacar un beneficio extra.

Por Roberto Rahona  |  28 Octubre 2022

Las palabras antisemitas de Kanye West siguen trayendo cola varios días después de que adidas anunciara que prescindían de cualquier tipo de colaboración comercial con el rapero rompiendo todos los contratos que les unían. Pusieron fin así a la línea de zapatillas más exitosa del momento, las Yeezy, que suponían cerca del 8% de los ingresos de la marca.

Con este obligado divorcio ha llegado el efecto que muchos podrían esperar, la reventa masiva a precios desorbitados. Esto no es un fenómeno aislado en el mundo de la moda, ya que llevan mucho tiempo moviendo mucho dinero con, por ejemplo, los drops limitados de zapatillas. Al final en lo que se sustenta es en la pura ley de oferta y demanda, del deseo que tienen las personas por diferenciarse y por conseguir algo único cueste lo que cueste.

Poco o nada importa el porqué de la caída de Yeezy si entre medias hay mucho dinero de por medio. De esta manera, el producto pasa a ser una mera especulación que desaparece rápido de las tiendas con el fin de revenderse a precio de oro cuando escasee en el mercado. Y eso que las propias zapatillas no es que sean precisamente baratas, partiendo de los 200 a los miles de euros.

Se calcula que, de momento, el aumento real del precio de las Yeezy es de entre un 10 y un 20%. Un caso más especial son las Adidas Yeezy Slide 'Bone', las únicas zapatillas, o más bien chanclas, sobre las que Ye posee todos los derechos: ya están duplicando su coste de venta inicial.

Precios de reventa en el portal restocks.net Precios de reventa en el portal restocks.net, imagen de sustitución
Precios de reventa en el portal restocks.net restocks

Un aspecto que también ayuda a que el valor de las Yeezy esté subiendo como la espuma es que son más difíciles de encontrar, ya que muchas tiendas, como Foot Locker o Gap, están devolviéndole el stock a adidas para no verse envueltas en nada que tenga que ver con el hombre más cancelado de la actualidad.

Esto ha ayudado a que el interés por mercadear o simplemente buscar las Yeezy en Internet haya aumentado exponencialmente. Según 'Tradeblock', una famosa web de intercambio de zapatillas, en un solo día se vio un incremento del 2,5% en el intercambio del producto en cuestión. Además, ha habido un incremento del 10% en los usuarios que han decidido añadir algún modelo de las zapatillas de Ye a su lista de deseos. Pero, sin lugar a dudas, lo más impactante es que la búsqueda mundial de "vender Yeezy" ha subido en un 581%, según el portal 'Celeb Tattler'.

Problemas para la fortuna de West

Ye es un gran rapero y sus decenas de éxitos así lo avalan. Se hizo una de las personas más famosas del mundo gracias a la música, y cada vez que saca nuevas canciones se reproducen en millones de dispositivos. Pero los negocios juegan en una escala diferente que la música. Tanto es así, que se estima que el 75% de la fortuna de West proviene de su acuerdo con adidas y de lo que ha conseguido con Yeezy a raíz de ello. Por ello, según la revista Forbes, con la pérdida del contrato ha pasado de tener un capital de alrededor de 2.000 millones de dólares a los 400 millones de dólares. Es decir, aunque sigan siendo cifras ridículamente altas, la pérdida debería ser lo suficientemente alarmante para el cantante como para empezar a medir muy bien sus próximos pasos.

Y quién sabe ahora cómo reaccionará el público ante sus nuevos lanzamientos, cuántos festivales le invitarán para actuar, qué recintos aceptarán tenerle en sus escenarios o qué discográfica le querrá a partir de ahora. Lo que es seguro es que las marcas no se van a agolpar en su puerta para ofrecerle contratos millonarios y que sus ingresos no van a volver a ser los de hace tan solo una semana. Pero mientras tanto, los propietarios de las Yeezy podrán seguir haciendo negocio con sus zapatillas, aunque Ye no vea ni un solo billete.

Artículos recomendados