MTV VMAs 2021: y los trajes clásicos, ¿dónde están? MTV VMAs 2021: y los trajes clásicos, ¿dónde están?

GTRES

"¿Dónde están los trajes de siempre?" Los VMAs evidencian un cambio de estilo en la moda que no gusta a todos

Los VMAs reflejan en su máxima expresión cómo la moda masculina ha cambiado de tendencia, alejándose, en ocasiones demasiado, del traje clásico. Y claro, esto no les gusta a todos...

Por Guille Galindo  |  13 Septiembre 2021

Sabemos que tanto los MTV VMAs como la MET Gala son las dos ceremonias en las que menos reglas de vestimenta (a pesar de ser la segunda una fiesta temática) existen, y donde más libertad creativa hay. Si te invitan a unos VMAs es para dar juego, al más puro estilo MTV.

También, por supuesto, sabemos que los músicos y artistas no siguen las mismas reglas que los actores. Estos últimos, al margen de la rebeldía histórica de los más jóvenes del gremio (echad un vistazo a los looks de Brad Pitt o Johnny Depp en los 90), siempre se han mantenido entre unos márgenes, cabe decir que cada vez mas expandidos con cada nueva generación. No obstante, aunque menos férreos, sigue habiéndolos. Por el contrario, en el sector de la música, el look y la vestimenta de las alfombras rojas ha ido por libre desde hace décadas, con estilos heterogéneos sin restricciones.

Todo eso ya lo sabemos. Y por eso, sabíamos que la alfombra roja de los VMAs de 2021 sería muy diferentes a la de los Emmys, Globos de Oro, y por supuesto, Oscars. Pero, aun sabiéndolo absolutamente todo, lo que no sabíamos es que los VMAs alcanzarían una nueva dimensión en lo que respecta a la moda masculina. Una dimensión que ya intuíamos pero que nos ha dejado con una mezcla de sensaciones, y que a muchos no parece haberles encandilado demasiado. Bienvenidos, como se apunta en redes, a los juegos del hambre.

Cuando lo alternativo es llevar un traje negro

Al ritmo que va el cambio de tendencia en las alfombras rojas, no dudéis que terminaremos destacando al que luce de forma clásica. En estos VMAs hemos visto a G-Eazy y Jack Harlow pugnando por ser el nuevo Duende Verde de 'Spider-Man: No Way Home', a Shawn Mendes siendo Shawn Mendes (en serio, ¿no os da la sensación de que siempre luce el mismo oversize blanco?), a The Kid LAROI estrenándose con un look rockero y un ¿antifaz? tapándole los ojos, a Machine Gun Kelly cubierto de bisutería en el rostro y las manos mientras casi recibe un puñetazo de Conor McGregor...

Pero sobre todo, hemos visto a Troye Sivan con un total black conformado por un crop top, unos shorts, calcetines largos y zapatos; y a, Lil Nas X, quién si no, luciendo un vestido lavanda de Versace que bien podría ser un Prom Dress, un vestido para el mítico baile de fin de curso estadounidense.

Una cosa queremos dejar clara, llegados a este punto y leyendo reacciones y comentarios en redes, especialmente sobre estos dos últimos looks: un hombre no es menos hombre por llevar vestido o crop top que por ponerse un traje básico. La 'hombría' o el género no se mide por tu vestimenta. En realidad no se debería medir por nada, sino por lo que tú sientas. Dicho esto, y alejándonos de ese tipo de comentarios, sí preocupa a muchos la deriva de las alfombras rojas estadounidenses, donde se echan en falta unos outfit menos recargados y rompedores que alejan al famoso en cuestión de la realidad del día a día de su fan.

Como dice el dicho: lo poco agrada, lo mucho enfada. Y si no enfado, sí resignación, es el sentimiento mayoritario que recorre cualquier conversación sobre el vestuario de los protagonistas de los VMAs. Si bien se aplaudió la ruptura del monopolio del tuxedo tradicional durante décadas, hay quien comienza a replantearse si la solución pasaba por un extremo tan radicalmente opuesto. Si echáis un vistazo a las redes, que a pesar de no reflejar siempre la realidad sí ayudan a conocer cuál es la posición de parte de la sociedad con respecto a un tema o debate, no tardaréis ni un minuto en daros cuenta de que, tras años alabando lo contrario, ahora lo transgresor y lo que genera aplausos empieza a ser vestir como antes. Cuestión de modas.

Artículos recomendados