Los hombres mejor (y peor) vestidos de los Oscar 2019

GTRES

Los Oscar del 'Black Power' en la moda masculina

Los actores y directores negros triunfan en la alfombra roja de unos Oscar que han combinado de manera perfecta y equilibrada la tradición y la vanguardia, para demostrar una vez más que ña moda masculina vive seguramente el mejor momento de su historia, al menos en lo que a alfombras rojas se refiere.

Por Guillermo Galindo  |  25 Febrero 2019

Nadie esperaba mucho de estos Oscar 2019, con más repercusión por las polémicas que rodeaban a la ceremonia que por la calidad de sus películas, y así fue. Quedó demostrado que una gala sin presentadores gana en velocidad pero pierde en todo lo demás. Poco más recordaremos cuando pasen cinco años de los Oscar 2019, más allá de la brillante interpretación de 'Shallow' por parte de Lady Gaga y Bradley Cooper.

Por suerte, si los Oscar de este año fueron totalmente olvidables, no sucede lo mismo con la alfombra roja. Veníamos advirtiendo desde los Emmy de 2018 que los hombres estaban dando pasos de gigante en materia de estilo, consiguiendo que su repercusión en este aspecto se asemejara cada vez más a la de las mujeres, protagonistas máximas y únicas en la alfombra roja toda la vida. En los Globos de Oro se mantuvo esta tendencia, pero muchos nos mostrábamos escépticos con los Oscar. Arriesgar en la gran noche del cine suele costar más. Y aunque en líneas generales así fue, pudimos comprobar que la moda masculina vive su época dorada, liderados en esta ocasión por los actores y directores negros, los grandes triunfadores de la noche.

'Black Power' en los Oscar

Sabíamos de sobra que Spike Lee (ganador del Oscar a Mejor Guion Adaptado por 'Infiltrado en el KKKlan') no es demasiado fan del esmoquin tradicional. En esta ocasión lució un traje violeta (que no le queda mal, por cierto), unas llamativas Nike Air Jordan doradas y unas nudilleras del mismo estilo con las palabras 'Love' y 'Hate'. Amor y odio el que siempre ha sentido el director con la Academia, que le da por fin su primer Oscar a los 61 años.

Tampoco nos iba a sorprender demasiado un estilismo loco por parte de Billy Porter, el protagonista de 'Pose'. Sin embargo, ese voluptuoso esmoquin de Christian Sirano que combina traje y vestido nos ha dejado fuera de juego. El actor nos da una lección sobre romper estereotipos ante la cual solo podemos estar agradecidos.

Dejando estos dos personajes únicos a un lado, no esperábamos que la gran mayoría de actores negros de Hollywood decidieran sucumbir ante el riesgo y no ante la sencillez y lo políticamente correcto. Todos ellos liderados por el rey de Wakanda, Chadwick Boseman, que con su indescriptible look de Givenchy Haute Couture con joyería Bulgari nos demuestra que la ruptura del modelo tradicional de elegancia masculina es ya un hecho y que no tiene marcha atrás. Junto a él podemos destacar el arnés de Terry Crews que ya puso de moda Timothée Chalamet en los Globos de Oro, el tuxedo granate de terciopelo de la marca Etro con botines blancos de Stephan James ('El blues de Beale Street') o el impecable Armani gris de Samuel L. Jackson.

La cinta de pelo de Neymar: ¿look atrevido o excusa para ganar más dinero?
Todo lo que necesitas saber sobre la cinta de pelo de Neymar Jr., que no ha dejado indiferente a nadie.
Claro que, el riesgo no tiene por qué ser siempre un acierto. En nuestros artículos sobre moda, uno de los actores a los que más admiramos es Mahershala Ali y sus particulares americanas estampadas. Pero los Oscar son los Oscar, y el ganador al Mejor Actor Secundario quiso arriesgar precisamente a través de la sencillez, al contrario de lo que hace la mayoría. Mantuvo el estampado de Ermenegildo Zegna XXX, aunque de manera mucho menos imperceptible, con una camisa Mao sin corbata con un único botón negro en el cuello. La novedad vino en el gorro de lana y las gafas, que no terminaron de convencer. Al menos no parecía un niño chico de excursión, como sucedió con Pharrell Williams y su outfit de camuflaje con pantalón corto y calcetines largos.

Mezcla de tradición y vanguardia, de aciertos y de errores

Lo sentimos, vamos a criticar a Jason Momoa. A priori el esmoquin rosa de terciopelo de Fendi no es el look que nos pondríamos la mayoría para un evento así, pero se lo podríamos perdonar. El problema es que parece dos tallas menor, lo que sumado a unos zapatos que no pegan demasiado, los múltiples accesorios y un pelo demasiado desaliñado nos obligan a valorar negativamente a Aquaman. Tranquilos, del resto de vuestras estrellas favoritas vamos a hablar mejor.

Porque es imposible poner un pero a Chris Evans y su Salvatore Ferragamo de terciopelo color aguamarina. Imposible. Como también lo es no aplaudir el diseño de Kim Jones para Dior Homme del actor británico Nicholas Hoult ('La Favorita'), o el toque retro con solapas y dobladillo marcando la diferencia de Mark Ronson.

El resto sí se ajustaron más a los estándares clásicos de los Oscar, lo que no quiere decir que esté mal ni mucho menos. ¿O acaso puede alguien decirle eso a Bradley Cooper y su esmoquin con fajín de Tom Ford? Otro de los grandes nombres de la noche, Rami Malek, optó también por un ceñido pero tradicional look, obra de Saint Laurent. El ganador del Oscar a Mejor Actor dejó así las americanas de colores lucidas en otras ceremonias y se puso más serio para recoger la estatuilla más preciada. Eso sí, su pajarita no paró de darle guerra toda la noche. ¿Sería Freddie Mercury 'castigándole' por no haber arriesgado más?

Tampoco lo hizo Christian Bale, con el estilo total black con corbata asumido como propio. No estuvo acompañado esta vez del otro gran defensor de la corbata durante estos meses, Alfonso Cuarón. No pretendemos ser supersticiosos, pero primera vez que cambia la corbata por la pajarita, primera vez que 'Roma' no se alza con el premio a Mejor Película. Cuarón, lo que funciona bien no se toca, hombre. Y estos Oscar, al menos en la alfombra roja, han funcionado bien. Esperemos que no haya marcha atrás en la reinvención de la moda masculina.

Artículos recomendados