Relojes clásicos: qué usos pueden tener con el smartwatch

Shutterstock

¿Por qué seguir utilizando relojes tradicionales tras la llegada de los 'smartwatch'?

¿Cómo puede sobrevivir el negocio de un objeto cuya utilidad ha quedado casi obsoleta? O se le encuentra otro nicho en el mercado, o debes cambiar de producto. Ante esta disyuntiva se encuentran casi todos los fabricantes de relojes en este momento, y la solución no está nada clara.

Por Ramón Fernández  |  28 Mayo 2019

En pleno siglo XXI el tiempo es un factor cada vez más importante en la vida diaria de las personas. También para las empresas e instituciones, que siempre quieren más resultados en menos tiempo. Por supuesto, en la información el tiempo también ha cambiado. Mientras que los periódicos lanzaban una edición al día (dos como mucho), los informativos televisivos se emiten a mediodía y por la noche, y en la radio los avances son horarios; con las redes sociales e Internet la velocidad de transmisión de la información ha avanzado hasta la instantaneidad.

Y ahora que tenemos que controlar el tiempo más que nunca y que las prisas se han vuelto una constante en la vida de muchos trabajadores, muchos hemos dejado de llevar relojes de pulsera. Incluso habrá quien no le cambió las pilas a su reloj de pared de la cocina la última vez que se gastaron.

Pese a que se supone que se enseña en los colegios a edades muy tempranas, lo cierto es que hay personas, sobre todo los más jóvenes, que no son capaces de decir qué hora es en un reloj de agujas. Por lo que no da la sensación que en el futuro este tipo de relojes vayan a crecer por el gran impulso de las nuevas generaciones.

Este gesto ya es difícil de ver, los móviles han ganado terreno al reloj
Este gesto ya es difícil de ver, los móviles han ganado terreno al reloj Shutterstock

¿Quién ha desbancado a los relojes de siempre?

La respuesta es obvia, las nuevas tecnologías. Por un lado, motivo más que suficiente para que el uso del reloj de pulsera haya decrecido es que en todos los aparatos electrónicos que se venden en la actualidad te pone la hora. En los teléfonos móviles, ordenadores, televisión y si me apuras, hasta en la lavadora. Por lo tanto, con esta persecución temporal a la que estamos sometidos, muy poca gente siente la necesidad de mirar en su muñeca para saber qué hora es.

Además, los smartwatches ya fueron el remate final para que las ventas de marcas como Festina, Lotus, Viceroy o Rolex no se encuentren en su mejor momento. Al fin y al cabo, el smartwatch te ofrece todas las utilidades que puede llegar a tener un reloj tradicional (mayormente una), y le añade muchas de las que encontramos en el teléfono móvil.

¿Cómo van a conseguir sobrevivir los clásicos?

¿Por qué se cae el pelo en otoño? Causas y soluciones
Te contamos por qué se cae el pelo en otoño y las soluciones de este problema que afecta a tantos hombres.
No podemos olvidar que un reloj no es algo únicamente funcional. Es decir, que su utilidad como instrumento que te dice la hora no es lo único importante. Históricamente, los relojes han sido una marca del estatus de aquel que lo llevara puesto (como ahora puede ser la manzanita mordida en el caso del iPhone), y esa función, por lo menos en los círculos de mayor lujo, parece que se va a mantener sin mayores problemas.

El reloj es un detalle muy importante para un look
El reloj es un detalle muy importante para un look Shutterstock

La moda, por otro lado, puede también contribuir a que el reloj no se quede del todo desfasado y se pierda en el olvido. Al fin y al cabo, es un complemento, una parte importante del outfit de cada persona. Define la personalidad del portador, y también la situación para la que lo va a llevar.

Otro de los puntos importantes, que hará que el reloj se mantenga como complemento, aunque no influirá demasiado en la recuperación de las ventas es la tradición. Durante muchos años, las empresas regalaban un reloj de gran calidad a sus empleados justo antes de jubilarse. Muchos hay que conservan con cariño el reloj que les regalaron en su primera comunión. Además, como son un objeto que si es de buena calidad, su duración debe ser realmente larga, es una herencia habitual de familiares que, en vida o tras su fallecimiento, deciden legar a sus descendientes su reloj. Una forma de llevar siempre a tu familiar de la mano, cosa que siempre hace ilusión, dando igual el coste o la marca del reloj, siendo lo más importante el valor sentimental del mismo.

Los relojes tradicionales tienen un mecanismo muy complejo
Los relojes tradicionales tienen un mecanismo muy complejo Shutterstock

Se avecina un futuro incierto

Los próximos años parece que van a ser muy difíciles en la industria relojera. Muchas empresas, principalmente aquellas con precios intermedios (entre unos 50€ y 200€) van a ser las más afectadas por toda la nueva competencia. Se conseguirán mantener los relojes que tengan unas funciones muy específicas, como por ejemplo aquellos que se utilicen para hacer deporte o para sumergirlo a muchos metros de profundidad. Como ya hemos dicho, el reloj como producto de lujo se va a mantener, pues entre la 'jet set', el reloj sigue siendo una forma de demostrar el poderío económico.

Y no olvidemos un aspecto fundamental. El reloj es un complemento que colabora para realzar un look. Si bien hay algunos que son verdaderas obras de arte, tanto por su ingeniería interior como por su diseño exterior, la mayoría tienen ese efecto que le dan un toque especial. Infunden otro carácter a la persona que lo lleva y hacen su outfit completo más sofisticado (si el reloj está bien elegido, claro).

Pero puede que eso termine por no ser suficiente, lo que hará que muchas marcas están en peligro de desaparecer si no aparece una idea innovadora, se vuelven a poner masivamente de moda o son capaces de reciclarse y fabricar otro tipo de objetos. ¿Le ha llegado la hora al reloj clásico?

Artículos recomendados