Reggaeton: la evolución de la moda y su estilismo a través de etapas y artistas

GTRES / Instagram

El reggaeton no es solo música: repasamos la evolución de la moda y del estilismo de los artistas a lo largo de los años

El reggaeton es uno de los géneros más conocidos y escuchados hoy en día. Después de haberse librado de una muy mala imagen, este género urbano hasta se ha convertido en una corriente de referencia del mundo de la moda. Pero, ¿cómo ha sido su evolución en materia de estilo?

Por Álex García  |  04 Octubre 2019

La música urbana latina, ya sea reggaeton, trap, el llamado 'pop urbano' o una mezcla de todos, ha dejado de ser solo música. Hablamos de unos ritmos que rompen barreras. Primero, las geográficas, colándose en las mejores listas a nivel mundial. Segundo, las sociales, rompiendo con el ideario de aquellos tantos que tenían por 'intelectualmente inferiores' a los que escuchaban reggaeton. Esos mismos son los hoy se saben todas las canciones y no dudan 'perrear' fuertemente cuando se presenta la ocasión.

Definitivamente, no hablamos solo de música. Ahora sus exponentes son capaces de tumbar gobiernos, de reivindicar la libertad sexual y de crear tendencias. Y de tendencias vamos a hablar hoy aquí. Los futbolistas ya no son los únicos capaces de viralizar sus peinados y ponerlos de moda. El reggaeton y sus exponentes, con un estilo más propio que nunca a la par que diverso, vienen pisando fuerte y creando tendencias. Vamos a repasar antes, eso sí, las fases por las que ha pasado la música urbana en cuanto a moda se refiere y que seguro todos recordaréis.

Los clásicos y la herencia del hip hop

Vaqueros anchos, camisetas tres tallas más grandes con llamativos estampados, gorras planas colocadas de distintas maneras, gafas de sol enormes 24/7 que tapaban casi toda la cara, y complementos grandes y brillantes, y cuantos más, mejor. Esa era la vestimenta típica con la que todos vimos a los Daddy Yankee, Wisin y Yandel, Don Omar, Héctor el Father y demás leyendas del género en lo que muchos consideran la época dorada (y no solo por el oro que llevaban encima) del reggaeton. Hoy en día, de eso prácticamente no queda rastro. Si apuramos, podríamos salvar a un Nicky Jam para el que las camisetas negras y las gorras planas nunca van a pasar de moda.

Al cambiar de decenio y entrar en 2010, empezamos a ver una evolución en la que la ropa iba siendo cada vez menos ancha. Las gorras desaparecieron casi por completo y algunos cantantes empezaron a aparecer públicamente sin gafas de sol. Ya podíamos saber de qué color tenían los ojos, algo que hasta entonces nos parecía impensable. Ahora tenían ganas de peinarse, más allá de llevar trenzas o estar rapados. Podían ponerse una camisa, zapatos y americana de vez en cuando. También pudieron dejar los enormes pendientes de diamante en casa por un día.

Defender la 'calle' y el 'barrio' ya no estaba de moda

De lo que conocíamos como 'look urbano', íbamos teniendo cada vez menos. Tal vez, aquellas tendencias underground tan 2006 estaban demasiado ligadas con el mundo del rap y el hip-hop norteamericano, y ahora los exponentes del reggaeton querían crear su propia marca de identidad y su propio estilo. Algo quizá más elegante, mucho más moderno y más acorde con los tiempos en los que estábamos. Para ser más claros, a los reggaetoneros ya no les importaba tanto verse más 'malotes', ahora simplemente querían verse más 'guapos'.

¿Por qué se cae el pelo en otoño? Causas y soluciones
Te contamos por qué se cae el pelo en otoño y las soluciones de este problema que afecta a tantos hombres.
A partir del 2010 y los años venideros, por intentar aproximarnos un poco, empezaron a posicionarse los J Balvin, Maluma, Farruko, Pipe Calderón, Joey Montana y también los Daddy Yankee, Don Omar, o Tito el Bambino, clásicos del género y que venían con un look renovado. Todos ellos tenían en común que habían abandonado esos atuendos tan 'hip-hoperos'. Ya no se llevaba mostrar qué tan 'de calle' eras. Una imagen moderna y cuidada ahora era importante. Cautivar al público femenino con algo más que con música era una de las consignas y ahora los artistas lo sabían.

Los nuevos artistas urbanos conseguían alejarse cada vez más del rap norteamericano y de lo que fueron los inicios del reggaeton. Por un parte, ya no era tan necesario defender el barrio, ni crear rivalidades con otros artistas, y tampoco mostrar todos los coches y el dinero que se tenía. Por otra parte, tampoco hacía falta que todas las canciones hablaran tan solo de sexo y de mujeres, aunque muchos lo seguían (y siguen) haciendo. Ahora podían incluso hablar de amor, de desamor o simplemente de lo genial que estaba la fiesta de turno, véase 'Danza kuduro' (2010) de Don Omar o 'Limbo' (2012) de Daddy Yankee.

Cuando el reggaeton ya era un género mundial

Fue en ese preciso momento, cuando empezamos a ver un reggaeton más edulcorado y unas imágenes menos agresivas, que el reggaeton irrumpió definitivamente en España y se ubicó en las primeras listas, desde 2012-2013, en adelante. A partir de 2015-2016, se crearon los primeros grandes himnos que aún perduran en nuestra memoria, como 'El perdón' de Nicky Jam o 'Bailando', de Enrique Iglesias y Gente de Zona. Por supuesto, este 'nuevo reggaeton' era solo una de las tendencias, la más dominante, pues había gente como Arcángel o Plan B que seguían haciendo algo muy parecido a lo de siempre.

Ver esta publicación en Instagram

BAILA REMIX AFUERA !!

Una publicación compartida de J Balvin (@jbalvin) el

Tanto por su nuevas temáticas, como por la nueva imagen y apariencia que daban sus exponentes, el reggaeton estaba, por fin, dejando de ser un género 'mal visto'. Tanto así, que fueron muchos (muchísimos) los artistas de otros géneros que se pasaron total o parcialmente al género urbano. Algunos como Luis Fonsi, Sebastián Yatra o Enrique Iglesias venían de las baladas románticas. Otros como Ricky Martin, Piso 21, o Shakira venían de un pop en español algo más movido. Incluso Juanes, uno de los iconos del rock en español, acabó añadiéndose a la nueva ola del reggaeton que arrasó con todo a su paso.

Reggaeton, un género con identidad propia

El reggaeton y sus variantes más pop estaban más que asentadas. En Latinoamérica, en Europa y en todo el mundo. Con alguna que otra polémica, que nunca falta, pero el género ya no estaba 'mal visto' y rara vez creaba controversia. Ahora todos querían hacer reggaeton, el 'nuevo reggaeton', el número uno en todas las discotecas, el de tendencias en moda muy normativas. Cuando todo se estaba volviendo casi monótono y dejaba de ser novedad, algunos artistas empezaron a aburrirse e, influenciados por otras vertientes musicales, dieron un vuelco al mundo de la moda dentro del género urbano.

J Balvin y Bad Bunny, revolucionando la música y no solo eso.
J Balvin y Bad Bunny, revolucionando la música y no solo eso. GTRES

Fortnite Capítulo 2: mapas, novedades y mejoras
Fortnite Capítulo 2 viene con un nuevo mapa, con jugabilidad acuática y con una tienda renovada.
Se podría decir que J Balvin y Bad Bunny, los sin duda actuales líderes en tendencias (y algo más) dentro del género, abrieron la puerta a otros artistas como Maluma, Anuel, Ozuna, Farruko, Karol G y muchos otros para que empezaran a experimentar y crearan una nueva tendencia. Hablamos de una tendencia, que más que tendencia es corriente, dentro de la cual se defiende, por encima de todo, la diversidad. No solo en moda, sino en todos los aspectos. Podríamos decir que 2019 es el año del reggaeton.

Ya no podemos podemos agruparlos. Incluso, pudiendo meter a algunos dentro de un mismo saco, seguirían siendo muy distintos entre ellos. No hablamos solo de estilo, que también. El nuevo reggaeton y sus exponentes destacan cada vez más. Con atuendos futuristas, coloridos, muy coloridos, con peinados cada día mas excéntricos, con las uñas pintadas, reinvindicativos, defendiendo la inclusión, mandando mensajes políticos.

Una nueva apariencia y un look completamente innovador no son solo eso. Pintarse las uñas o hacerse dibujos inimaginables en la cabeza ha dejado de ser solo estética. Detrás de todo hay un movimiento, una corriente propulsada por unos cuantos y que no es más que el reflejo de una sociedad en constante evolución y en la que la diversidad es la nueva bandera.

Artículos recomendados