Consejos para una barba perfecta

Shutterstock

Todo lo que necesitas saber para conseguir la barba perfecta

La barba se ha convertido en una parte trascendental de nuestro estilismo, y como tal hay darle el cuidado que merece. Y es que la barba, al contrario de lo que mucha gente cree, necesita una atención igual o superior a la de nuestro cuero cabelludo. Os dejamos unas pautas para tener la mejor barba de la ciudad.

Por Guillermo Galindo  |  17 Octubre 2018

¿Sabías que existe el miedo a las barbas? Se llama pogonofobia, y pobre de aquellos que lo sufran hoy en día. Porque la barba ya no es una moda, sino algo instaurado en la sociedad desde hace años. Larga, estilo hipster, perfectamente arreglada, concienzudamente alborotada, de tres días... Vemos todo tipo de barbudos por la calle, y cada vez menos afeitados.

Pero ojo, no vale solo con dejarse crecer la barba. Requiere una serie de cuidados y atenciones que casi nadie cumple como es debido, lo que puede repercutir en una barba con unas condiciones capilares nefastas. Por suerte, vamos a ayudarte a solventar este problema con una serie de consejos para tener la barba con la que siempre soñaste.

Cuida tu barba como es debido. Tu piel te lo agradecerá.
Cuida tu barba como es debido. Tu piel te lo agradecerá. Shutterstock

Cómo hacer crecer nuestra barba

La barba no nos crece a todos por igual. De hecho, es complicado que nos salga frondosa y uniforme, y muchos optan por afeitarse como si no hubiera un mañana para ver si así les crece el pelo en esa zona y consiguen en un futuro ser el nuevo Hugh Jackman. Sin embargo, lo único que vas a lograr es irritar la zona, ya que no hay indicios que demuestren que afeitarse implique más vello posteriormente.

Esto depende en gran parte de una cuestión genética ante la que poco se puede hacer. A pesar de ello, que tu barba crezca no es algo imposible del todo, ya que existen algunos factores que podrían ayudarnos a alcanzar la meta. Como no podía ser de otra forma, estos tienen que ver con el cuidado de nuestro cuerpo, pues todo está conectado. Os dejamos varias claves:

  • Hacer ejercicio.
  • Fuera estrés.
  • Dormir lo suficiente.
  • Dieta equilibrada. Los alimentos ricos en proteínas, hierro y aminoácidos favorecen el crecimiento del pelo de la barba. Las vitaminas B5, B3 y B9 les sientan especialmente bien.
'Stranger Things' y Pull&Bear presentan la colección de invierno de la serie
Pull&Bear presenta la línea de ropa de invierno basada en 'Stranger Things', una de las series más populares de los últimos tiempos.

Existen otros productos como el aceite de argán o de jojoba que aceleran dicho proceso, siempre y cuando ya tengas barba, claro, tampoco hace milagros.

La barba depende mucho de la genética, pero está vinculada también a otros factores.
La barba depende mucho de la genética, pero está vinculada también a otros factores. Shutterstock

Lava tu barba como si de un bien preciado se tratase (porque lo es)

Han pasado unos días (o unas horas, depende de cada uno) y ya tienes barba. No solo vale con llegar hasta aquí, lo complicado viene ahora. Necesitas cuidar esta zona del rostro, empezando por un lavado con un champú o jabón especiales.

No cometas el error de utilizar el champú del pelo en la barba, ya que el cuero cabelludo tiene un PH distinto y necesita unos nutrientes diferentes a los de la piel. Una vez tengas el producto adecuado, es el momento de empezar. Sigue estos sencillos pasos:

  • Moja la barba como es debido con agua tibia, para que llegue también a la piel.
  • Aplica el jabón o champú y masajea todo el área.
  • Enjuaga con agua templada para que no quede resto alguno de jabón o champú. Termina con agua más fría para ir cerrando los poros.
  • Sécate con una toalla de forma suave.
Regla fundamental a seguir: la barba seca siempre.
Regla fundamental a seguir: la barba seca siempre. Shutterstock

Lo importante no es tanto limpiar la barba como la piel que hay debajo, así que será fundamental alcanzar este punto. Si la barba aún no es lo suficientemente larga valdrá con cumplir este proceso en el lavabo. Si ya empieza a complicarse la cosa, hazlo en la ducha y sécate con secador a una temperatura media después, porque una barba húmeda estropea el vello.

¿Con qué frecuencia hay que lavarse la barba con productos de este tipo? Algunos expertos recomiendan un lavado diario, mientras que otros son menos exigentes y se conforman con tres veces a la semana, siempre que el resto de los días te apliques agua para mantenerla con vida. Nuestra barba soporta el desgaste de la contaminación o el humo del tabaco, por no hablar de restos de comida o cosas por el estilo, así que mantenerla limpia es obligatorio, especialmente con pieles sensibles.

A lo largo del día nuestra barba entra en contacto con numerosos productos que pueden ensuciarla o dañarla.
A lo largo del día nuestra barba entra en contacto con numerosos productos que pueden ensuciarla o dañarla. Shutterstock

La hidratación posterior es igual de importante

Oppo A7: el móvil ideal para amantes de las pantallas enormes y las pocas exigencias
OPPO presenta lo último en gama baja con el OPPO A7, en el que tan solo destaca por encima del resto el diseño y el tamaño de la pantalla.
Ya os advertimos de que la barba requiere más esfuerzo del que pudiéramos pensar en un principio. Si crees que lavarse la barba con champú es demasiado, agárrate bien a la silla que todavía queda más por hacer. Es el turno de los aceites o bálsamos naturales. Esto último es fundamental. Nada de artículos con parabenos, siliconas o colorantes y demás sustancias químicas que lo único que provocarán a la larga es perjudicar tu piel de mil formas.

Los aceites son recomendables para las barbas habituales, y sirven para mantenerla suave y decente durante todo el día. Una vez esté completamente seca por la acción de la toalla o del secador, echa unas gotas y frota suavemente. ¿Cuántas gotas? Cuatro o cinco en general, con más podría quedarnos un resultado demasiado aceitoso.

Para barbas más largas es mejor usar un bálsamo, que además de hidratar también fija y da forma. En caso de que ninguno de estos líquidos tenga el efecto deseado porque nuestra barba esté demasiado dañada o encrespada, nos nos quedará otra que adquirir un acondicionador, que repara la superficie deteriorada y la devuelve a su estado natural.

Aceites, bálsamos, acondicionadores o cremas especiales, los productos básicos para hidratar la barba.
Aceites, bálsamos, acondicionadores o cremas especiales, los productos básicos para hidratar la barba. Shutterstock

No estamos todos, falta el cepillado

Si el champú para el pelo de la cabeza no es el idóneo para la barba, ¿por qué iba a suceder lo contrario con el peine? Existen cepillos especiales que completan un cuidado exquisito. Es la última parada, de la cual depende que todo lo que has hecho antes sirva para algo o no, así que no escatimes en gastos a estas alturas. Por tanto, evita los típicos peines de plástico que no le sientan nada bien a tu barba.

En función del tipo de barba, el cepillo deberá ser diferente. Cuanto más densa y amplia, más separados tienen que estar los dientes. Si es corta, las cerdas deben estar más juntas. Por último, el procedimiento es sencillo pero necesario: peinar la superficie por todos los lados con suavidad, sin tirones.

Si tienes canas, lo mejor es matizar y no teñir

No falla. Al llegar a una determinada edad, las canas comienzan a hacer su aparición en la barba, haciéndote sentir mayor. Para no caer en depresión, lo mejor es matizarlas con un baño de color, no teñirlas y fastidiar tu bien más preciado con productos químicos. No obstante, te recomendamos que te dejes las canas tal y como las tienes y apuestes por cuidarlas de forma específica. La solución pasa por más aceites y menos lavados con champú, ya que al ser un pelo más grueso y áspero requiere productos que le aporten suavidad.

No defenestres las canas, sientan bien.
No defenestres las canas, sientan bien. Shutterstock

¿Quieres empezar de cero? Hazlo con cuidado

Las barbas molan, pero pueden llegar a cansar. Ha llegado el momento del afeitado, de acabar con esa mata de pelo. Conservar la barba requiere sacrificio, pero afeitarte también tiene lo suyo. Especialmente porque la mayoría nos afeitamos mal sin saberlo, y nuestra piel sufre sin recibir ningún tipo de ayuda. Apunta, ahí van las fases del afeitado:

  • Abre los poros con agua caliente.
  • Utiliza crema de afeitar y espárcela.
  • Moja la cuchilla en agua templada y aféitate siguiendo el crecimiento natural del pelo, nunca a contrapelo.
  • Empápate con agua fría para cerrar los poros.
  • Usa crema hidratante o un aftershave especial.

Una vez vuelvas a parecer un niño pequeño sin la barba, la rueda empieza a girar de nuevo. Regresa al primer apartado o aprovecha y sal con gente pogonofóbica.

Lo más leído