7 leyendas urbanas sobre el pelo: ¿mito o verdad?

Shutterstock

Las leyendas urbanas más extendidas sobre nuestro pelo: ¿mito o realidad?

Desde pequeños hemos escuchado muchas leyendas sobre el pelo, su caída, las canas, qué lo daña..., y nos hemos creído todas ellas sin pensar en que pueden no ser ciertas. Os traemos una lista con los tópicos más extendidos y os mostramos cuáles son verdad y cuáles mito. (Spoiler, la mayoría son mito).

Por Patricia Badajoz  |  06 Noviembre 2019

"Sabe más el diablo por viejo, que por diablo" es un dicho que ha pasado de generación en generación, y que intenta demostrar que, cuanto más mayores somos, más sabemos de la vida. Esto nos ha llevado a no plantearnos todas las cosas que nuestros mayores nos han dicho y que nosotros, por supuesto, hemos creído a pies juntillas. Pero qué pasaría si la ciencia desmontase esos mitos, qué pasaría con todas esas frases típicas que nos han dicho y que nosotros hemos asimilado como verdades universales.

El pelo es una de esas preocupaciones estéticas que compartimos los hombres y las mujeres. La caída, las puntas abiertas, la falta de brillo, el exceso de grasa... No hay persona que no se coma la cabeza con el pelo que tiene en ella (salvo los que no tienen y se han resignado a la alopecia). Tenemos cientos de preocupaciones sobre nuestro cabello y mucha información contradictoria que nos viene de todos los lados. Por ello hemos hecho una lista con los tópicos más sonados sobre el pelo, para desmentirlos o verificarlos. (Spoiler, la mayoría son mentira).

1 Si tienes canas no te quedarás calvo: MITO

Puede que cuando viste esas canas prematuras te autoconsolaste pensando: "¡Al menos no se me caerá el pelo!". Pues lo sentimos, pero es algo falso. Las canas, por lo general, son pelos más gruesos y ásperos, por lo que las asociamos a un cabello fuerte. Sin embargo, da igual tu color de pelo, la caída está relacionada con numerosos factores, sobre todo genéticos, y por lo tanto tienen un curso de duración que está programado en tu ADN. Si mantienes el pelo, seguramente terminará volviéndose blanco o gris porque es su proceso natural. Pero eso no significa que ese pelo no pueda caerse. Una pena.

Las canas no evitarán la caída del cabello.
Las canas no evitarán la caída del cabello. Shutterstock

2 Si te arrancas una cana te salen siete más: MITO

Continuamos con el trauma de las canas, un trauma mayor ahora que sabes que la pérdida del cabello seguirá su curso natural aunque parezcas Copito de Nieve. El día que encontramos nuestro primer pelo blanco en nuestro precioso y joven cabello tenemos un impulso de arrancarlo, y nada más hacerlo nos arrepentimos mientras pensamos que mañana tendremos muchas más. No está bien arrancarse pelos, pero no lo hagas por esta creencia popular, porque no es verdad, es otro mito que alguien inventó y que la ciencia se ha encargado de desmontar. Las canas aparecen por la falta de melanina, que se pierde con los años; sin embargo cada folículo es independiente, por lo que no saldrán más canas aunque te quites una, aunque sí volverá a salir la misma, ya que ese folículo en cuestión ya está envejecido.

3 Cortarse el pelo lo fortalece: MITO

Este es otro mito en el que se respaldan tanto hombres como mujeres. Cortarte el pelo no te lo va a devolver fortalecido y resistente a la caída, ni tampoco hacerlo en luna creciente. Ojalá fuera tan fácil. El tema de caída, pérdida o debilidad del cabello radica en el cuero cabelludo y por ello hay que tratarlo desde ahí y no desde el otro extremo. Hay aceites, como el de ricino, que favorecen el crecimiento, pero si tu problema va más allá, lo mejor es acudir a un dermatólogo que te ayude con una solución médica.

4 Si te tocas mucho el pelo se te caerá: MITO

'Instapump Fury Boost', la unión de Reebok y Adidas
Te mostramos todos los productos de la colaboración de Adidas y Reebok, que han creado la colección 'Instapump Fury Boost'.
Tocarse el pelo es un gesto nervioso, de alguien coqueto o de concentración. También en ocasiones de aburrimiento, o incluso porque nos pica, momento en el que tienes que andar con más ojo. El caso es que tocarse el pelo continuamente es un hecho más que extendido, porque nadie puede evitar peinarse en el espejo del ascensor, o en el reflejo de un escaparate, sobre todo si tienes tupé o el pelo largo. Y, aunque no es un hecho muy saludable, ya que transmitimos la suciedad y baterías de nuestras manos, que hace que se engrase más, no está comprobado científicamente que acentúe la caída del pelo.

Tocarse el pelo en exceso hará que se ensucie más fácilmente.
Tocarse el pelo en exceso hará que se ensucie más fácilmente. Shutterstock

5 Lavarse el pelo todos los días lo estropea: MITO

Este es otro mito que nos lleva a lavarnos el pelo cada dos días o intentar alargar este momento hasta que se ve perfectamente que es necesario. La verdad es que lo importante no es evitar lavarnos el pelo de diario, sino lavarlo cuando sea necesario. Cada persona es un mundo, al igual que nuestro cabello, y un pelo graso deberá lavarse más que un cabello seco. Si no sabes muy bien cómo es tu tipo de cabello, prueba a lavarlo cada dos días a ver cómo responde, o pide ayuda a un especialista.

6 Usar gorra hará que se te caiga el pelo: MITO

Este mito viene de la idea que el pelo tapado no se oxigena, pero la verdad es que el pelo se oxigena a través del riego sanguíneo. Puede hasta que sea bueno llevarla, ya que nos protege de otros agentes externos, como los golpes de calor, que sí afectan a nuestro cabello. Sin embargo, hay que tener en cuenta la importancia de que tanto la gorra como el pelo están limpios, que no apriete demasiado y no usarla directamente sobre el pelo mojado, ya que hará efecto vapor.

Las gorras, al contrario de lo que se piensa, pueden ser beneficiosas para nuestro cabello.
Las gorras, al contrario de lo que se piensa, pueden ser beneficiosas para nuestro cabello. Shutterstock

7 Usar secador daña el pelo: VERDAD

A la séptima fue la vencida. ¡Por fin una creencia demostrada! El hecho de secarte el pelo sí puede dañar la fibra capilar, pero, y conviene destacar este punto, si no se hace de manera correcta. Principalmente lo estropeará si se usa en temperaturas muy altas y de forma continuada. Es decir, si te secas el pelo a una distancia considerable y a una temperatura normal, no tiene por qué afectar a tu cabello. También es necesario añadir que el uso del secador no tiene nada que ver con la alopecia, ya que este daña la fibra capilar y no el folículo.

Artículos recomendados